Saltar al contenido

Trípode para cámara de fotos

tripode

Puede parecer un básico, pero no lo es. Existen trípodes básicos, más grandes, más pequeños, de uno u otro material, cada uno con características propias.

¿Cuándo necesitas un trípode para tu cámara?

Antes que nada ¿realmente necesitas un trípode para tu cámara? no digo que no lo necesites, pero, los trípodes tienen una función muy definida para ciertas fotos concretas, por lo que, si no tienes en mente hacer este tipo de fotos, no necesitas un trípode, o al menos, no apuntar a uno de alta gama. Estas son las situaciones en las que nuestra cámara ha de ir acompañada de un trípode:

  • Fotos de larga exposición así como en fotos en situaciones de poca luz, sin flash.
  • Autorretratos y fotos en grupo (cuenta atrás).
  • Montajes fotográficos con fotos repetidas con el mismo escenario con diversos disparos para realizar postproducción.
  • Time-lapse, el Stop-motion, u otros proyectos de video.
  • Fotografía de producto  (aunque esta se pueda hacer sin trípode también).

Si este es tu caso, entonces, necesitas un trípode.

Características de los trípodes

Por definición, un trípode ha de ser: estable, sólido y poco ligero. Avanzando un pasito más: Ha de tener el cabezal de rótula de bola para tener libertad de manejo, controles básicos e intuitivos, y facilidad en movimiento en ejes varios.

Hasta aquí, lo que has de mirar en todos los trípodes, ahora los factores personales.

¿Fotos de calidad o comodidad para el fotógrafo con un trípode?

Si eres un fotógrafo multi-escenario, que te mueves mucho, necesitas transportarlo constantemente, seguramente decidirás comprarte un trípode ligero con lo que, cruzarás constantemente los dedos para que nunca sople viento fuerte, o viceversa, comprar un trípode tan estable que, da pereza pensar en cambiarlo de sitio.

¿Calidad en un trípode barato?

No existe, te lo adelanto ya. Cierto es que algo sin calidad pueda valerte, pero si estás a la búsqueda de calidad, no encontraras lo que buscas con 9 euros gastadores, aunque cierto es que el de 9 euros va a poder solventarte más papeletas que no tenerlo. Pero para que me entiendas, por muy buena cámara que tengas, si el trípode falla, falla la foto.

Al comprar y un trípode de calidad no está de más mirar que lleve repuestos, por lo que, adquirir un trípode bueno de rótula intercambiable amortiguará un gasto posterior a la hora de que se desgaste, ya que compraremos más adelante el recambio y no el trípode entero, más que, es posible que nunca te veas en la necesidad de cambiársela.

Un trípode que nos tiene encantados por su versatilidad y cumplir con las expectativas de la mayoría de usuarios, sería el trípode venido de la mano de Vanguard.

Vanguard Alta Pro 263AB 100 - Trípode completo, color negro
  • Patas ajustables a ángulos de 25,50 y 80 grados
  • Pies de goma y picas
  • Cerraduras Quick-flip en las patas

Así como los aportados por la marca K&F, que a pesar de no tener la posición tan manejable, no tiene nada que envidiarle al Vanguard.

K&F Concept B210 Trípode de Viaje Fibra de Carbono Ligero con 2 Secciones Columna Central/Accesorios Metálico/Funda/Rótula de Bola 360° / para Vlogging...
  • K&F Concept Trípode TC2834 de fibra de carbono es un trípode de viaje ligero y portátil con patas extensibles. Plegable, monopié desmontable y fácil de transportar. Incluye una bolsa de...
  • 8 capas de fibra de carbono que garantiza un trípode de gran estabilidad y resistencia. Diámetro máximo del tubo de 28 mm.
  • Cabeza de rótula de metal. Tres ruedas de control independientes en la cabeza para ajustar el ángulo de rotación diferente. La rótula está montada sobre una torreta graduada, ideal para realizar...